PsicologiaSalud

Los adolescentes y las redes sociales

Recomendaciones para usarlas y tutelarlas debidamente

Partimos de la base de que los jóvenes deberían usar las redes sociales sólo a partir de las 14 años. De ahí en adelante puede ser positivo para su formación aunque todavía no son maduros para manejar todo lo que significa interactuar en una red social por ello debe ser tutelado por un adulto que le aconseje y ‘controle’ el uso de una herramienta tan complicada aunque no lo parezca a simple vista. Para los padres o tutores este tema puede ser complicado. Desde estas líneas hablaremos de los adolescentes y las redes sociales. Beneficios y riesgos y apuntaremos recomendaciones para que los menores usen estas plataformas de manera segura y con responsabilidad.

Pertenencia a un grupo e inmadurez

Los menores adolescentes necesitan sentirse dentro un grupo encontrar su sitio buscar su identidad y construir su propia red de amigos. El problema es que su cerebro no está completamente desarrollado. Esa inmadurez les hace vulnerables. Por este motivo es importantísimo que conozcamos y sigamos de la actividad en las redes.

Debemos de evitar que estén sobre expuestos o que accedan material poco adecuado.

La solución no pasa por alejarles de este mundo ya que supondría en algunos casos desvincularles de su entorno. Aunque siempre que sea posible es recomendable retrasar el momento de la exposición. Además las redes sociales también conllevan algunos beneficios.

Beneficios y riesgos:

Beneficios:

  • Internet estimula un mayor número de regiones cerebrales aumenta la memoria de trabajo produce mayor capacidad de aprendizaje perceptual y permite hacer frente a varios estímulos de manera simultánea es decir es bueno para su intelecto.
  • Es práctico y necesario para trabajar vida académica….
  • Durante la pandemia o cuando estás lejos de los seres queridos te acerca a ellos.
  • Forjan amistades crean y consolidan relaciones sociales.
  • Comparten experiencias y se sienten pertenecientes a un grupo.

Riesgos:

  • El feedback virtual puede es una arma de doble filo puede ser perjudicial pues se pueden expresar desde el anonimato (cuentas falsas) con distancia afectiva con bajo nivel de empatía y gran dificultad para evaluar lo que sus mensajes generan en el otro.

Esto trae consecuencias negativas en la construcción de la identidad especialmente cuando son contenidos negativos o descalificadores que corren como la pólvora.

  • Impulsividad.

Es muy importante piensen y relean lo que quieren transmitir sean cuidadosos. Deben controlar los impulsos ya que pueden arrepentirse de lo que expresan en un momento dado pero el daño ya estará hecho.

  • Sobreexposición.

Pueden exponerse mucho parece que no fueran conscientes de la repercusión y el alcance de toda el público que puede ver sus publicaciones. Algunos adolescentes aún tienen dificultades para diferenciar el contenido público del privado: exponerse a situaciones que les pueden generar daños importantes en la visión de sí mismos. Deben ser celosos de su intimidad como lo son en otros casos.

  • abuso.

Se asocia con depresión Déficit de Atención Hiperactividad insomnio disminución del rendimiento académico y abandono escolar. También pueden traer problemas psicosociales. El abuso y mal uso de las redes sociales genera cada vez más ansiedad y menos autoestima.

La ansiedad se produce al estar 24/7 en línea.

Algunos adolescentes actualizan sus estados constantemente comparten lo que están viendo escuchando y leyendo incluso tienen aplicaciones que les permiten a sus amigos conocer su ubicación en todo momento.

Se sienten hiperconectados entre sí. El feedback no se detiene. Esto puede producir ansiedad.

  • Mala imagen-baja autoestima.

La aceptación entre sus iguales es una de las cosas más importante a esas edades además casi siempre se preocupan desmesuradamente por su imagen. Ahora obtienen datos en tiempo real de encuestas sobre cuánto les gustan a las personas sobre todo en su apariencia; a través de me gusta.

Pueden pasar horas puliendo sus identidades en línea escogiendo entre muchas fotos cuáles publicar. Compiten por la atención tratando de superar a los demás. Puede ser agotador para todos y más en mentes todavía no maduras.

Cuando los adolescentes miran los muros en redes sociales y observan qué bien parecen todos sus vidas perfectas solo aumenta la presión.

RECOMENDACIONES:

1. Instaurar espacios libres de aparatos electrónicos lo podéis acordar en familia.

Es esencial limitar la cantidad de tiempo que pasa enchufado. Esto también fortalece el vínculo entre padres e hijos. Necesitan saber que los adultos estamos disponibles para ayudarles hablar sobre su día etc. Equilibrar las actividades online con las actividades offline: desarrollar una autoestima saludable es involucrarlos en algo que les interese. Buscar entre deportes música ser voluntario… algo que despierte su interés y les dé confianza. Eso les motivará que es muy importante para el éxito y el bienestar en la vida real.

Que la mayoría de estas actividades impliquen pasar tiempo interactuando con compañeros en persona.

2- Dar ejemplo. No debemos mirar con mucha frecuencia nuestros teléfonos si nos ven absortos en nuestras redes o correos etc. estamos generando el efecto contrario.

3. Crear normas sitios a los que acceder y no tiempos de uso horarios contenidos… Instalar herramientas de filtros de contenido. Tener información de uso en el móvil el historial y avisarle de lo que está bien o mal.

4. Explicarles las consecuencias de lo que se hace y/o se dice en las redes. Con ejemplos reales es más fácil.

5.Desconectar Wi Fi o dejar los móviles fuera de la habitación durante las noches.

6.No deben reaccionar en forma exagerada. Cuando un adolescente tiene acceso a una página no aceptable los padres no debemos exagerar sí estar alerta y pedir ayuda en caso de necesitarlo.

Estar alertas a cualquier variación en el comportamiento de nuestro hijo. Y pedir orientación profesional.

Intelema

  • Dirección: Paseo de la Alameda44 Puerta 24 46023 – Valencia – España
  • Web: https://www.intelema.es/
  • Teléfono: 96 337 03 83
  • Email: intelema@intelema.es

También puedes ponerte en contacto con Intelema a través de su página de Facebook o su cuenta de Instagram.

 

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios