BSV
CocinaConsejos Nutrición

Cómo cuidar la alimentación de tus hijos este verano

Claves y consejos para que siga siendo saludable

En verano es muy común que la alimentación de nuestros hijos no sea tan controlada como durante el curso. Si te preocupa que esto haga que coman de forma menos saludable no te pierdas nuestras claves y consejos para cuidar la alimentación de tus hijos este verano.

Nuestro primer consejo es que no seas duro contigo mismo. Es normal que en vacaciones los horarios se flexibilicen y que nuestros hijos acaben tomando más helados de los que nos gustaría en algún momento. Si su alimentación es saludable durante todo el año tampoco es crucial que rompamos un poco las normas durante algunas semanas. De cualquier forma es importante que procuremos que consuman alimentos nutritivos y saludables el resto del tiempo para que mantengan los buenos hábitos alimenticios.

Vamos con nuestros consejos y claves para una alimentación saludable también en verano:

1 Siempre bien hidratados

Los niños son muy activos especialmente en vacaciones. Es muy importante que mantengan un nivel adecuado de hidratación ya que con las altas temperaturas son especialmente propensos a deshidratarse. El agua además es esencial para su crecimiento y desarrollo. En nuestro artículo Cómo cuidar la hidratación de los niños te explicamos qué cantidad de agua deben tomar trucos para conseguir que beban más agua y a descubrir los signos de la deshidratación.

Intenta evitar las gaseosas y las bebidas preparadas si a tus hijos les cuesta tomar agua sin sabor puedes probar a hacer agua de sabores frutales preparada en casa. Y si además la preparas con ellos mejor que mejor.

2 Cuida los horarios de las comidas

En verano a veces nos levantamos más tarde y nos acostamos después. Los niños son especialmente sensibles a los cambios de horario en la alimentación. En la medida de lo posible intenta que la rutina de comidas no se vea muy alterada para conseguir que se alimenten de forma correcta y saludable.

Las cenas muy tardías y copiosas no son saludables y pueden hacer que tengan malas digestiones además de afectar a un adecuado descanso.

3 Sí a los zumos mejor si los preparáis en casa

Una licuadora es sin duda un buen instrumento para tener en casa. Los zumos industriales suelen contener altos contenidos en azúcares sin embargo un zumo preparado en casa tiene muchas más vitaminas y menos calorías. Prueba combinaciones de frutas hasta encontrar las que más les gusten. Sin duda son una opción de merienda saludable y muy rica. Aquí tienes varias recetas de Smoothies para preparar con los peques.

Otra de nuestras recomendaciones es la Horchata valenciana muy nutritiva y fresquita. ¿Sabías que la puedes preparar tú mismo en casa? La receta de la Horchata valenciana fácil sana y natural.

4 Cuidado con los picoteos

Si a tus hijos les da mucha hambre entre comidas ¡cuidado con los picoteos! Debes tener en cuenta el tiempo que falta para la siguiente comida y si ves que realmente es necesario tomar un snack prioriza alimentos saludables. Picoteos como sanos como dulces patatas fritas o chucherías están llenos de calorías vacías que no les aportan nutrientes y que además harán que coman peor a continuación.

Hay muchas opciones de picoteos sanos que podéis probar: fruta zanahoria con hummus bocadillos vegetales galletas de avena galletitas saladas caseras… Seguro que estas Ideas para merendar de forma saludable te resultan de mucha ayuda cuando se te acaben las opciones.

5 Planifica la compra

Si queremos comer sano es fundamental que contemos con los ingredientes adecuados en casa. Planifica las comidas semanales y haz la compra en base a esta planificación. Cuidado con llenar el carro de helados galletas y chuches porque es lo que van a comer cuando estén en casa. Esto no quiere decir que no podamos comprar helado o que en algún momento puedan tomar snacks menos sanos pero con moderación.

6 Si tienen menos apetito no les fuerces

Es muy habitual que los niños tengan épocas en las que tienen menos hambre y el calor también suele influir en este sentido. Si tu hijo suele comer bien y tiene menos hambre no le fuerces. Simplemente evita que coma entre horas y ofrécele alimentos sanos y nutritivos.

7 Más frutas y verduras

Las frutas y verduras son saludables durante todo el año pero unas de nuestras grandes aliadas en la alimentación de nuestros hijos durante el verano. Son fuente de hidratación y tienen las vitaminas y minerales que necesitan. Además cuando apetecen comidas más ligeras las frutas y verduras son fuente de inspiración.

Las cremas suelen funcionar muy bien con los niños y en verano las cremas frías son una buena forma de hacer que tomen las verduras que necesitan. El gazpacho es sin duda el rey de muchas casas pero puedes innovar preparando variantes como el gazpacho de fresas de cerezas o de sandía. Aquí tienes varias ideas de Cremas frías la mejor receta para el verano.

Seguro que con todos estos consejos consigues que tus hijos tengan una alimentación saludable también en verano. Seguro que también te interesan estos Trucos imprescindibles para no desperdiciar comida.

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios